La diferencia entre informalidad e ilegalidad

253
4067

(Nota del editor. – El Dr. José Perla Anaya nos comparte hoy una excelente reflexión de coyuntura)

“Hay que diferenciar entre informalidad e ilegalidad. La informalidad consiste en la realización de actividades legales sin cumplir algunas normas del Estado. Ejemplos: el comercio ambulatorio, la construcción sin licencia, el transporte sin ruta autorizada. La ilegalidad es la realización de actividades prohibidas, como organizar un grupo para matar.

Hay que hilar fino en distinguir ambos fenómenos, pues muchas veces se encuentran fusionados, combinados, siendo similares, parecidos o iguales los rasgos de sus protagonistas, su actuación y los perjuicios que causan.

Todo esto lo ha distinguido en varios libros el economista y sociólogo Francisco Durand. El problema es que ningún político ni gobernante lo lee, entiende o aprovecha.

Él, como muchos otros investigadores, no son «generales después de la batalla», como dice el presidente de la República, Martín Vizcarra, cuando algunos le mencionan lo que pudo haber hecho, teniendo en cuenta que han estudiado más y conocen mejor nuestra cultura de transgresión, economía de subsistencia, funcionamiento de mercados y muchos otros fenómenos de los que depende nuestra sobrevivencia y convivencia.

MI amigo economista y ex ministro Iván Rivera decía que el país no necesitaba tanto formalizar a los informales, como informalizar a los formales -por la cantidad de carga inútil que tienen que soportar para trabajar-, no lo olvidemos.

En realidad, son dos movimientos paralelos que habría que lograr encauzar con inteligencia. La informalidad creó las ciudades del país que la formalidad no hizo. Así de feas y sucias como son (seamos francos).

Hoy, este mundo afronta un reto principal con el otro mundo, pues algunos recién se dan cuenta de que somos siameses todos los peruanos, más los limeños, y que si uno muere, mata al otro que está pegado a él.

Ojalá tengamos la sabiduría de hacer la operación de separación sin muertes y que ambos organismos puedan encaminarse hacia otra fase más de desarrollo integral. Nada fácil, por cierto”

José Perla Anaya: Sociólogo peruano, abogado, cineasta y catedrático-

(‘El Tato’)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí