Bartola regresó al Gran Teatro Nacional: “Mil veces gracias”

0
130

“Gracias, gracias, mil veces gracias, en algún momento pensé que no volvería a cantar”, afirmaba una emocionada Bartola, halagada por las interminables palmas que, de a pie, le ofreció el respetable, congregado anoche (2 de setiembre), en el Gran Teatro Nacional, para acompañarla en su regreso a los conciertos presenciales.

Fue una noche memorable, de sentimientos encontrados, en la que la prodigiosa y potente voz de esta leyenda viva de la música peruana, cual pócima sanadora de penas y tristezas, caló hondo en la concurrencia que coreó junto con ella cada una de sus interpretaciones. Aún con la limitación de la doble mascarilla impuesta por la pandemia, el público del GTN se dejó escuchar.

Luego de la presentación de la artista a cargo del actor Franco Cabrera, la alegría de festejar la vida llegó con los primeros acordes de nuestro “Himno Nacional”. Canciones como “Porque no volverás”, “Ocarinas”, “El Capulí” y “Cariño malo”, tema interpretado con su compañero televisivo Marco Romero, “Cariño ausente”, “Lejano amor” y “Alma de mi alma” siguieron en la lista.

Gracias a la tecnología, Bartola repitió el dúo que hizo cuando era adolescente junto a Lucha Reyes: “Como una rosa roja”. “El Pajarillo”, “Amigo”, “Llora corazón”, “Marinera de Lima”, “Te lo pido por favor” en tiempo de vals y el bolero “Cuando ya no me quieras” fueron también parte del acertado repertorio que el público y la artista cantaron juntos.

El homenaje de Bartola para los que ya no están entre nosotros llegó en imágenes, a pantalla gigante, de Víctor Alejo Fernández Dávila Lazo y María Luz Cossío Rivera, sus padres; del productor teatral Carlos Tolentino Giuria, artífice del primer concierto de la criolla en el GTN (2019); y Luis Repetto, entre otros personajes de la cultura nacional. Para ellos fue el emotivo tema con el que arrancó lágrimas: “Cuando un amigo se va”.

Bartola derrochó versatilidad en la ejecución del tango “Y te parece todavía”, la cumbia “Por qué te fuiste” y la salsa “Idilio”. Ella confesó que esta última canción la eligió para esta noche porque era la que con frecuencia bailaban sus padres. Con “Honrar la vida” llegó la hora de la despedida. No obstante, a pedido de sus seguidores, la cantante se quedó en la tarima para regalarles un número más. La aplaudida velada se cerró indefectiblemente con la extraordinaria interpretación del vals “Cariño”. Sin duda, un espectáculo digno de repetirse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here