Otra vez manifestantes intentan tomar aeropuertos de Arequipa, Cusco y Juliaca

0
123

La violencia volvió a apoderarse del sur del país, donde manifestantes intentaron tomar los aeropuertos de Arequipa, Cusco y Juliaca, en el marco de las protestas que piden la renuncia de la presidenta Dina Boluarte y nuevas elecciones generales.

En Arequipa se registró un fallecido debido a un impacto de bala y 18 heridos. El terminal aéreo Alfredo Rodríguez Ballón fue invadido el 12 de diciembre último, cuando empezaban las protestas contra el régimen de Boluarte. Aquella vez la turba ingresó hasta la pista de aterrizaje.

El nuevo intento de asalto se inició cerca del mediodía, una hora después de que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) comunicara la suspensión temporal de operaciones en el aeropuerto de Arequipa por precaución.

Según la Policía, casi tres mil personas concentradas en el puente Añashuayco quisieron tomar el aeropuerto tras romper parte del enmallado. Fueron desalojados con bombas lacrimógenas y perdigones.

Sin embargo, otro grupo logró ingresar y quemó dos balizas de luces.

El enfrentamiento continuó hasta las 6.30 de la tarde, lo que dejó un fallecido. El director de la Micro Red de Salud de Zamácola, Juan Alarcón, informó que Jhan Carlos Condori Arcana, de 30 años, fue derivado al Centro de Salud de Peruarbo, donde se confirmó su deceso. Tenía una herida de bala en el abdomen.

En un comunicado, el Gobierno Regional de Arequipa informó sobre otros 18 heridos entre la mañana y tarde: 14 civiles y cuatro efectivos de la Policía.

Mientras que seis civiles resultaron heridos tras enfrentamientos en el aeropuerto internacional Inca Manco Cápac de Juliaca, Puno, que quería ser tomado por los manifestantes.

Los manifestantes se habrían trasladado hasta las inmediaciones del terminal aéreo de Juliaca al tomar conocimiento de que allí estaban acantonados policías de la Comisaría de Macusani, que habrían asesinado a balazos a dos ronderos de Carabaya la tarde del último miércoles.

La policía disuadió a los manifestantes por tierra y aire, lanzando bombas lacrimógenas desde un helicóptero.

El enfrentamiento se habría iniciado a las 3 y 30 de la tarde.

Los heridos fueron inicialmente atendidos por brigadas de Salud y trasladados luego al puesto de Salud de Jorge Chávez y al hospital Carlos Monge Medrano de Puno.

En tanto, en Cusco, al culminar una multitudinaria marcha pacífica, al promediar las tres de la tarde, los manifestantes se dirigieron al aeropuerto Velasco Astete con el objetivo de tomarlo.

Entraron por el óvalo de la avenida 28 de Julio, pero la Policía los dispersó. Otro grupo se encaminó por el lado ubicado en San Sebastián, con el objetivo de dividir la atención de los agentes. Ante esta estrategia, un vehículo de la Dinoes recorrió de extremo a extremo esa parte del aeropuerto.

Una zanja de dos metros, resultado de una obra paralizada, sirvió de barrera para evitar que los manifestantes llegasen al cerco. Hora y media después, la Policía los hizo retroceder.

El MTC informó que como medida de prevención decidió suspender temporalmente sus operaciones.

Marchas descentralizadas

Más temprano, las calles de Arequipa, Cusco, Puno y Juliaca se llenaron de personas con féretros de cartón y agitando banderas del Perú con las franjas de color de negro en señal de luto, en rechazo de las más de 50 muertes ocurridas desde el estallido de la convulsión social en el Perú.

Un funcionario público que monitoreó las manifestaciones en la Ciudad Blanca dijo que están en ascenso y no van a parar hasta la renuncia de la presidenta Dina Boluarte. “La masacre de Puno ha gatillado el conflicto”, dijo.

En Arequipa la marcha era acompañada de bandas musicales originarias de la región del Altiplano que interpretaban coplas en rechazo a la presidenta Boluarte.

Las protestas arrancaron temprano en el puente San Isidro, vía de acceso a la Ciudad Blanca. Obreros de Construcción Civil bloquearon el puente. La Policía trató de habilitar el acceso y eso devino en un enfrentamiento. Hubo cuatro heridos de perdigón.

En las manifestaciones participaron trabajadores y comerciantes. Se congregaron 20.000 personas en la plaza de Armas, que clamaban la renuncia de la presidenta Dina Boluarte y cierre del Congreso.

En Cusco, las actividades mercantiles y ferroviarias se paralizaron. Las marchas que se pintaban pasivas durante la mañana terminaron en tres enfrentamientos con la Policía en diferentes puntos de la ciudad.

Protestantes de provincias llegaron a la ciudad del Cusco para marchar en contra del Gobierno de Boluarte, después del mediodía manifestantes radicalizaron su protesta.

Fue en la plaza Túpac Amaru donde según manifestantes, las provincias habrían acordado tomar el aeropuerto Velasco Astete por diferentes accesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí