Alejandro Soto: Nuevos chats demostrarían que uso a trabajadores como ‘trolls’

0
20

El aún presidente del Congreso, Alejandro Soto Reyes, nuevamente ha sido puesto en la mira. Esta vez, tras ponerse al descubierto que sí tenía conocimiento de las conversaciones que sus trabajadores ‘trolls’ tenían a través de la aplicación de WhatsApp.
Y es que, Soto Reyes, a través de su asesora Sandra Rodríguez, se informaba de todos los movimientos de sus contratados, pese a que él dijo que no tenía injerencia alguna en los mensajes.

Esto se puso en evidencia después que Cuarto poder pusiera al descubierto unos chats de los trabajadores del congresista, donde coordinaban los comentarios que tenían que realizar y borrar durante el programa que el legislador tenía en CTC de Cusco, un medio de comunicación de la mencionada región.

El último lunes, el legislador de Alianza para el Progreso (APP) aseguró que no tenía conocimiento ni tuvo injerencia alguna en el chat grupal creado por los trabajadores de su despacho en el que se coordinaban ataques a otros congresistas.

“Iniciaré una investigación interna para esclarecer esta lamentable situación”, dijo en un comunicado.

Sin embargo, Cuarto Poder accedió a nuevos chats del grupo de asesores de Soto que demostrarían que esa versión no es del todo cierta.
Era 27 de octubre del 2022, semana de representación para los congresistas. Sandra Rodríguez Vargas, asesora principal de Soto estaba reunida con él. Ese día no sólo hablaron de actividades oficiales, el ahora presidente del Congreso aprovechó esa cita para enviar un mensaje a todo su equipo de trabajo.

“Mensaje para todos: 1. No saldrá del despacho ninguna acción ni actividad incluidos videos que no tengan autorización del congresista bajo responsabilidad de ser retirado del despacho. 2. Invocar al respeto a las jerarquías bajo responsabilidad de lo indicado anteriormente”, escribió Rodríguez en el chat grupal.

A continuación, añadió lo siguiente: “Por disposición del congresista dar por enterado su conformidad”

De inmediato, los demás asesores respondieron con un “conforme”.

Esta conversación es clave porque demuestra que el propio presidente del Congreso mintió cuando en un comunicado de esta semana aseguró que “no tenía conocimiento ni injerencia alguna” en las conversaciones del chat de los trabajadores de su despacho.

La orden de Soto dada a través de su asesora buscaba que los trabajadores de su despacho cumplan con sus indicaciones al pie de la letra cada vez que ellos decían “salir al ataque”.
“Por favor en los comentarios en las redes indiquen de que… ahí están hablando que Aragón es el autor del proyecto y no es así…entonces ahí hay que poner que él es un copión, que toda la vida se copia, ahora eres un segundón, primero el doctor fue presidente de la comisión de Transportes y Comunicaciones, ahora tu siguiéndole los pasos, que es el segundo plato, hay que atacar a Aragón porque me parece que los trolles vienen de ahí, así que manos a la obra”, señaló Rodríguez en otro audio.

Alejandro Soto y el canal de televisión en Cusco
Cuando Alejandro Soto llegó al Congreso, no se desligó por completo de su trabajo como periodista. Hombre de la televisión cusqueña, conductor del canal CTC por más de 20 años, siguió utilizando esa misma tribuna para sus fines políticos y revanchas personales.

Para eso una contratación fue clave. En 2021, llevó al gerente general de CTC, Miguel Alencastre Pérez, como asesor de su propio despacho. Con Alencastre en el Congreso, Soto tenía asegurado el manejo del canal cusqueño y eso le garantizaba infiltrase en las redes de CTC sin problema y desplegar en ellas a todo su equipo parlamentario, insultar con cuentas falsas, armar campañas de demolición y manipular a la opinión pública.
Esta nueva conversación del 23 de octubre de 2022 demuestra que los trabajadores del congresista de APP estaban permanentemente infiltrados en las redes sociales de un canal privado, totalmente ajeno al Congreso. Día, tarde y noche se dedicaban a activar la maquinaria de trols, trabajo que no es parte de sus funciones dentro del Congreso.

“Si tengo conocimiento, pero igual modifica el comentario pareciera un troll (…) gracias a todos los que participaron el día de hoy”, indicó Rodriguez

Como solía ocurrir los domingos, Alejandro Soto, sin medir las consecuencias de sus actos, aparecía en el programa Ronda Política como un simple invitado, pero en verdad, todo parecía coordinado para que la pauta periodística sea a su favor.

Un miembro de su equipo lo acompañaba personalmente a los estudios de CTC cuando estaban en Cusco, los demás tenían la orden de infiltrarse en las redes del medio cusqueño con dos objetivos: ensalzar al congresista y torpedear a sus más feroces críticos.
El programa “Ronda Política”, emitido el pasado 13 de noviembre de 2022, es clave para entender cómo funcionaban las redes del congresista Soto en el canal local más importante y con más seguidores del Cusco.

Ese domingo, Soto Reyes fue presentado para opinar sobre diversos temas y noticias que ellos llamaban espectaculares. Entrevistas que en realidad eran largos monólogos del congresista.

Como parte del menú del programa se presentó una denuncia sobre la falta de hospitales para policías en el interior del país y Soto opinó como fiscalizador. Luego, se criticó el DS 043 que aprobó la transferencia del dinero de boletos para visitar Machu Picchu, a Lima. En esa parte, se presentó un video que dejó mal parados a otros congresistas cusqueños.

Durante el programa, coincidentemente, el canal CTC presentó un informe que ensalzaba el proyecto de ley de Soto Reyes que, como otros congresistas cusqueños, proponía que esos fondos se quedaran en la ciudad imperial. Ese día, según Sandra Rodríguez, asesora principal, el parlamentario quedó muy satisfecho con los resultados al aire.

Cada una de estas conversaciones del chat “Equipo Alejandro Soto” confirman el poder del congresista sobre la línea periodística del programa Ronda Política en CTC y sobre sus redes tomadas por trabajadores del congreso con sueldo del Estado.
Y comprobadamente, pese a que lo niega, el ahora presidente del Congreso estaba al tanto de todas las acciones de su equipo parlamentario. Una vez más, Sandra Rodríguez era la encargada de sacar uñas y dientes para exigir que el canal CTC se ponga al servicio de Soto.

El afán por controlar la mayor cantidad de espacios de opinión en Cusco los llevó a actuar no solamente como trols, también a fingir que eran la voz del pueblo. Así ocurrió en diciembre del año pasado. El técnico Edgar Gamarra parecía dirigir las falsas llamadas.

“Ya está al aire el programa, por favor (…) para decirle que queremos opinar”, sostuvo.

Gamarra, exreportero de CTC, menciona claramente que deben tomar en cuenta las recomendaciones de Soto antes de salir al aire.

Washinton Alosilla es un conocido periodista cusqueño, el único que ha podido entrevistar a Alejandro Soto como presidente del Congreso. El 21 de diciembre del año pasado, el equipo de Soto coordinó una falsa llamada a su programa para defender al congresista y, una vez más, criticar a sus pares cusqueños.

A pocas semanas de haber jurado como presidente del Congreso, Alejandro Soto ya suma tres denuncias en su contra que se verán en la comisión de Ética. La contratación de la hermana de la madre de su hijo entre agosto de 2021 y julio de 2023, el apoyo de una ley para beneficio propio y el pago de aportes de trabajadores de su despacho para costear la publicidad de sus noticias e impulsar una red de trolls.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí