Desacato al Vaticano: 51 sacerdotes peruanos piden al Papa Francisco anular bendición a parejas homosexuales

0
38

Los 51 sacerdotes que integran la prelatura de Moyobamba, en la selva del Perú, han respaldado la directriz del obispo Rafael Escudero, quien les prohibió realizar bendiciones a parejas del mismo sexo o en situación irregular, en una crítica severa a la declaración Fiducia Supplicans, publicada en diciembre pasado por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El obispo de Moyobamba, monseñor Rafael Escudero López-Brea, se opone abiertamente a la bendición de parejas en «situación irregular» o del mismo sexo. Para expresar su postura y la disposición de que los 51 sacerdotes que pertenecen a su prelatura no deben realizar dicha acción, emitió un mensaje pastoral. En este, detalla cuáles son sus motivaciones para no aceptar el texto emitido por el Vaticano a través de la declaración ‘Fiducia Supplicans’.

En el mensaje pastoral del monseñor español Escudero López-Brea, el primer punto que se aborda es lo confuso de la declaración del Vaticano, publicado el 18 de diciembre del 2023. Al respecto, sostiene que la distinción que se hace entre ‘bendiciones litúrgicas’ y ‘bendiciones pastorales’ deja perplejos a los sacerdotes, ya que se considera que ambas, al ser impartidas por un ministro de la Iglesia, son idénticas en su naturaleza. «Bendecir una pareja es bendecir la unión que existe entre ambos, no hay modo lógico, real, de separar una cosa de otra. ¿Por qué, sino, pedirían una bendición juntos y no dos por separado?», sostiene.

El Dicasterio para la Doctrina de la Fe emitió la declaratoria Fiducia Supplicans, aprobada por el Papa Francisco, donde establece una diferenciación entre las bendiciones litúrgicas y las bendiciones pastorales espontáneas para parejas “irregulares”.

En una misiva conjunta difundida el último martes, los firmantes invocaron al pontífice a dejar sin efecto esa posibilidad abordada en el extenso documento eclesial, el primero que expone el antiguo Santo Oficio en los últimos 23 años, desde Dominus Jesus (2000).

“En total unanimidad, sin fisuras, acatamos, suscribimos y agradecemos el mensaje pastoral de nuestro obispo. […] Ante la confusión y perplejidad que ha provocado la declaración, suplicamos al Santo Padre que anule la validez del documento y toda afirmación que permita la administración de sacramentos o bendiciones a personas en pecado mortal objetivo sin arrepentimiento y deseo de conversión”, se lee en la misiva.

FIDUCIA SUPPLICANS

En este enfoque se da margen para que, en algunos casos, los sacerdotes realicen bendiciones en un entorno privado y con la debida discreción, respetando la doctrina perenne de la Iglesia Católica sobre el matrimonio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí