Alejandro Hidalgo celebra el éxito de su película “El Exorcismo de Dios” que se estrena en Perú este 28 de Julio

0
335

“NO BUSCO ENFRENTARME A LA IGLESIA”

El director de cine Alejandro Hidalgo está sorprendido y agradecido con el éxito en taquilla de su película de terror ‘El exorcismo de Dios’, que ha logrado conquistar México, Brasil, Colombia, Venezuela y Argentina. Esta cinta estadounidense se estrena este 28 de Julio en todos los cines peruanos y él confía que el público quede atrapado con esta historia donde se enfrentan el bien y el mal.
La película reúne un elenco de lujo, como el estadounidense Will Beinbrinck, la venezolana María Gabriela de Faría, la actriz de telenovelas mexicanas Irán Castillo y en especial del inglés Joseph Marcell (el recordado mayordomo Geoffrey Butler en ‘El príncipe del rap).
“Nosotros estábamos cerrando negociaciones para que el actor fuera Eric Roberts, el hermano de Julia Roberts, pero su agenda estaba muy complicada. Mi mánager me habló de Joseph Marcell, él tiene una compañía de teatro en Londres en la que es una leyenda. El personaje que interpreta le da un toque de comedia a la película y ha sido un gran aporte”, comenta Hidalgo.
Afirma que no trata de enfrentarse a la iglesia católica para nada con su nueva película, pese a los comentarios en contra y a favor que se ha generado con ciertas escenas. “Acá se habla de lucha entre el bien y el mal, no busco enfrentamientos. Es muy importante definir que realmente ese no es Jesús ni tampoco es la Virgen. Son las imágenes diabólicas que utilizaría el demonio para aterrar a un sacerdote cuya fe está sostenida en Jesús y en la Virgen”, explica el cineasta.
“El exorcismo de Dios” sigue la historia de Peter Williams, un cura estadounidense que radica en un pequeño poblado de México donde la gente lo considera un santo. Años atrás, él fue capaz de expulsar al demonio de una joven y nunca dejó de velar por el bienestar de sus feligreses. Ahora, es acechado por visiones espeluznantes, y para colmo, sus habilidades de exorcista son nuevamente requeridas cuando otra mujer es poseída. Pero antes de cumplir su tarea, el padre Williams deberá expiar el gran pecado que cometió, aunque eso derrumbe su reputación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here